Compartir

Después de once días de huelga de basuras en Málaga, el Ayuntamiento y Limasa, empresa municipal encargada de la limpieza, han llegado a un acuerdo para desconvocar los paros. En el pacto entre ambas partes, destaca la creación de una bolsa de trabajadores eventuales que deberá pactarse antes de 31 de agosto.

El acuerdo, que debe ser ratificado por los trabajadores de la empresa, también prevé un modelo que garantiza la estabilidad de todos los empleados y mantener la paga de septiembre, uno de los puntos conflictivos de desencuentro entre ambas partes.

En las vacaciones, que también había diferencias, los trabajadores de Limasa tendrán turnos de 15 días entre junio y septiembre de la que disfrutarán hasta 25 empleados más que hasta ahora, algo que ya ocurría en años anteriores.

Donde parece que no hay soluciones, al menos por el momento, es en el tema de la ayuda en diciembre. Según apunta el acuerdo, “queda pendiente del fallo judicial del conflicto”.

Francisco de la Torre, alcalde de la ciudad, ha pedido paciencia a los vecinos y vecinas de Málaga, prometiendo que las calles recuperen su aspecto habitual el próximo miércoles, es decir, cerca del inicio de la Semana Santa, una de las fechas más esperadas en la ciudad.