Compartir

El estudio 'Cognitive advantages of chewing gum' publicado por la Universidad Saint Lawrence de Nueva York señala el chicle como el elemento perfecto para aumentar la capacidad intelectual y mejorar la memoria.

En concreto, los autores del informe explican que al mascar chicle se produce un flujo de sangre que lleva al cerebro, mejorando durante 15 o 20 minutos las habilidades de memoria a la hora de enfrentarse a un examen.

“El aporte de sangre extra supone un pequeño esfuerzo físico que pone en funcionamiento el cerebro”, asegura Serge Onyper, principal autor del informe.

El experimento contó con más de 200 estudiantes divididos en tres grupos: en el primero, hicieron un examen después de masticar chicle unos minutos antes de la prueba, el segundo lo hizo durante el examen y el último evitó mascar nada en ningún momento.

¿Qué grupo obtuvo mejores resultados? Los que masticaban chicle mientras hacían el test no consiguieron una buena nota. Sin embargo, los que lo hicieron cinco minutos antes tuvieron un “éxito” importante en la calificación.

Precisamente una empresa francesa ha lanzado un chicle llamado 'Supreme Energy Gum' que promete favorecer la concentración del estudiante. Según el informe, el primer efecto del chicle transcurre a los cinco minutos mientras que el momento de mayor inspiración a las 15 minutos.