viernes, 14 agosto 2020 10:35

Centroamérica pone a prueba un mecanismo para la salida de migrantes cubanos

Douglas Marín

Liberia (Costa Rica), 12 ene (EFE).- Centroamérica puso en práctica hoy un mecanismo piloto que las autoridades confían en que se conforme en la solución final para la salida de miles de migrantes cubanos varados en Costa Rica desde hace dos meses en su ruta hacia Estados Unidos.

Un grupo de 180 cubanos reanudó su travesía migratoria en un vuelo chárter que los llevará a El Salvador, desde donde se movilizarán por tierra a la frontera entre Guatemala y México, un trayecto diseñado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Los cubanos tuvieron que costear los 555 dólares de este traslado y cuando ingresen en México deberán buscar por sus propios medios la manera de entrar a Estados Unidos, donde esperan acogerse a los beneficios migratorios de la Ley de Ajuste Cubano.

El plan piloto inició en el aeropuerto internacional Daniel Oduber de la ciudad costarricense de Liberia, provincia de Guanacaste (Pacífico norte), con un vuelo que partió a las 22.30 hora local (4.30 GMT).

Los isleños, todos adultos, fueron trasladados en autobuses desde los albergues ubicados en la localidad de La Cruz, Guanacaste, a unos 70 kilómetros de la terminal aérea.

El Gobierno de Costa Rica destacó el orden con que se ha llevado a cabo hasta el momento el plan piloto y agradeció a El Salvador, Guatemala y México por la colaboración, así como a Honduras por su disposición de ayudar pese a que no fue incluido en la ruta.

“La operación piloto ha sido exitoso hasta el momento. Ha habido mucho orden y mucha calma, un sentimiento de fraternidad”, declaró este martes en una conferencia de prensa el canciller costarricense Manuel González.

El diplomático afirmó que la calma y el orden que han mostrado los cubanos permitirá que este mecanismo piloto sea exitosos y se convierta en la solución definitiva a la crisis migratoria que se desató el 15 de noviembre, cuando Nicaragua le cerró su frontera a las migrantes isleños.

El canciller costarricense dijo que su país se siente “contento” y “satisfecho” por la atención humanitaria brindada a los cubanos durante dos meses, y porque hoy se ha puesto en práctica el mecanismo piloto.

“Costa Rica se ha puesto a prueba porque nunca habíamos atenido a tantas personas durante tanto tiempo. Estamos orgullosos y satisfechos de que este es un país solidario”, manifestó el ministro.

El diplomático le deseó a los cubanos que “puedan cumplir sus sueños y esperanzas”.

Desde el 15 de noviembre y hasta el 18 de diciembre, Costa Rica entregó 7.802 visas de tránsito especiales para los cubanos y los que saldrán hoy son los primeros que ingresaron al país.

Costa Rica espera que los resultados de este mecanismo sean analizados los próximos días por los países involucrados para que se siga aplicando como la solución definitiva a la crisis, declaró González.

Costa Rica habilitó 38 albergues para la atención humanitaria de los cubanos, la mayoría de ellos en la localidad de La Cruz, ubicada cerca de la frontera con Nicaragua.

En las horas previas a su partida, los migrantes se cortaban el pelo, jugaban baloncesto o simplemente descansaban, pero se manifestaron ansiosos por reanudar su migración.

Otros dijeron sentir una incertidumbre por los miles que aún quedarán a la espera del viaje, pero la alegría entre ellos era unánime.

Yeleine Céspedes, una enfermera oriunda de la localidad de Cienfuegos, dijo a Efe antes del viaje que “ha sido muy duro” el periodo que han estado varados en Costa Rica, pero agradeció a los costarricenses y al Gobierno por el apoyo.

“Hoy nos vamos mi mamá, mi prima y un muchacho que vino con nosotros. Hay personas que hemos conocido y con las que hemos compartido en la travesía. Ya somos como una familia. Hemos pasado momentos duros, momentos buenos, momentos lindos y momentos malos”, expresó.

Costa Rica suspendió la entrega de visas temporales a cubanos el 18 de diciembre pasado, pues consideró que con las 7.802 que ya había otorgado se agotó su capacidad de brindarles asistencia humanitaria.

Esto provocó que en Panamá se acumularan al menos mil cubanos más.

La mayoría de los isleños salió legalmente de su país vía aérea rumbo a Ecuador, y desde allí se movilizaron por tierra, aire y mar a través de Colombia y Panamá, hasta llegar a Costa Rica. EFE

dmm/gf/fg

Artículos similares