Compartir

Después del bono descuento de Ikea y de Mercadona, los cibercriminales han encontrado un nuevo objetivo: los emoticonos de WhatsApp. La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ha alertado de la estafa que circula por los distintos grupos y conversaciones de esta aplicación y en el que se invita a descargar un paquete de emojis para felicitar la Navidad.

Si se 'pica' en esta estafa (y se pincha en el correspondiente enlace que aparece adjunto), el usuario recibe una alerta en el que se le pide el número de teléfono con el que se está dando (inconscientemente) de alta en un servicio de mensajería Premium. ¿En qué consiste? En una serie de SMS que se encargan de inflar la factura telefónica cada mes.

Ya existe un gran número de usuarios que ha comprobado que se han visto afectados por esta estafa, una estafa que únicamente se puede detener si el cliente llamar a su compañía telefónica y se pide el bloqueo de dicho servicio (NO, NO SIRVE CON ELIMINAR EL MENSAJE).

Desde CECU, además, aseguran que muchos usuarios están acudiendo a la Oficina de Atención al Usuario de las Telecomunicaciones a reclamar las cantidades cobradas, ya que en algunos casos dichas empresas tienen su sede en el extranjero, algo que complica su posible solución y devolución.