Compartir

Un estudio publicado por la revista Frontiers in Microbiology ha descubierto que las personas fumadoras inhalan una tremenda cantidad de bacterias del género 'bacillus', que después aparecen en las muestras de tumor en el pulmón.

El estudio está realizado por la Universidad Jacobs de Bremen (Alemania), y liderado por el catedrático Miquel Viñas y el profesor Joan Moya.

Para llegar a esta sorprendente conclusión, los investigadores fabricaron un dispositivo que recogía todas las partículas que inhalamos al fumar.

Después, se conecta un cigarrillo y una bomba de vacío a una solución para que todas estas partículas y el resto de sustancias se queden atrapadas en el dispositivo y así poder analizar los resultados.

Una de las conclusiones a las que se ha llegado gracias al estudio es que los filtros que tienen los cigarrillos “no obstaculizan de forma significativa el paso de los microorganismos”.

Además, los investigadores analizaron muestras de varios pacientes con cáncer de pulmón y demostraron que las mismas bacterias presentes en el tabaco están en todos los tejidos de un tipo de tumor.

“Una persona que fuma un paquete diario puede aspirar hasta 200.000 individuos bacterianos al día”, explica Miquel Viñas.