Compartir

Granada, 11 dic (EFE).- El padre Román, único imputado en la causa sobre supuestos abusos sexuales a un menor, ha negado hoy ante el juez los hechos que se le atribuyen en el auto de procesamiento y ha asegurado que nunca se exhibió desnudo ante el denunciante, que ahora tiene 25 años.

El procesado, que ha declarado en audiencia pública ante el titular del Juzgado de Instrucción 4 de Granada, Antonio Moreno, ha señalado que le sorprende la denuncia del joven, a la que no encuentra explicación salvo que tenga “interés económico”.

Ha expresado su “absoluta” disconformidad con el auto de procesamiento y ha explicado que tenía, como sacerdote, un “amor fraterno” por el denunciante.

“No hay más, lo hago con cualquiera”, ha dicho el procesado, que ha añadido que habitualmente no hablaba sobre sexualidad abiertamente y que sólo comentaban esporádicamente alguna noticia sobre esta materia.

Esta declaración indagatoria prestada hoy fue fijada por el juez instructor después de que emitiera un auto de procesamiento contra el padre Román ante los “indicios racionales” de delitos cometidos supuestamente contra el joven, de 25 años, que lo denunció en 2014 por hechos ocurridos cuando éste era menor. EFE

1011356

rro/bol/ja