Inicio Sociedad

Obama condena la discriminación en aniversario de abolición de la esclavitud

Compartir

Miriam Burgués

Washington, 9 dic (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó hoy toda clase de discriminación e intolerancia, en la conmemoración del 150 aniversario de la enmienda constitucional que abolió la esclavitud en el país y que, según dijo, garantizó libertad «para todos».

«La cuestión de la esclavitud nunca fue simplemente sobre los derechos civiles. Fue sobre el significado de Estados Unidos, del tipo de país que queríamos ser», declaró Obama en una ceremonia en el Congreso para marcar el 150 aniversario de la decimotercera Enmienda de la Constitución.

Cuando el país llevaba más de tres años de guerra interna por el mantenimiento o la abolición de la esclavitud, en 1864 el entonces presidente Abraham Lincoln decretó la emancipación de todos los esclavos que alcanzaran el territorio de la Unión (los estados del Norte).

Pero Lincoln sabía que para que esa política fuese permanente sería necesaria una enmienda constitucional.

Pocos días después del comienzo de la segunda Administración de Lincoln, en enero de 1865 el Congreso presentó a las legislaturas de varios estados una propuesta para la decimotercera Enmienda de la Constitución, según la cual «ni la esclavitud ni la servidumbre involuntaria (…) existirán en Estados Unidos o cualquier territorio bajo su jurisdicción».

Lincoln fue asesinado en abril y en diciembre la enmienda se convirtió en parte de la Constitución después de ser ratificada por 27 de los 37 estados de la Unión.

«Al dar la libertad al esclavo, aseguramos la libertad al libre», escribió una vez Lincoln y Obama recordó hoy esa frase.

El mandatario repasó también el largo camino hacia la igualdad de derechos, con la lucha contra las leyes «Jim Crow», que institucionalizaron la segregación racial en todo sitio público.

Obama aprovechó su discurso para alertar contra la intolerancia por motivos religiosos, en una velada alusión a la propuesta del precandidato republicano a la Casa Blanca Donald Trump de prohibir la entrada al país a todos los musulmanes.

«Nuestra libertad está ligada a la libertad de los demás, independientemente de cómo son, de dónde vienen, cuál es su apellido o qué fe practican», subrayó el presidente.

Enfatizó especialmente la palabra «fe» y esa parte de su intervención fue muy aplaudida por los asistentes a la ceremonia, entre ellos los principales líderes demócratas y republicanos del Congreso.

«Traicionamos los esfuerzos del pasado si fallamos en resistir la intolerancia en todas sus formas», advirtió Obama en la misma línea.

Asimismo, alertó de los peligros de dejarse consumir por «el cinismo» o superar por «el miedo».

El presidente no hizo ninguna mención directa al plan del Trump, quien el lunes hizo un llamamiento para prohibir temporalmente la entrada al país de todos los musulmanes por el «odio» que, según él, sienten hacia los estadounidenses y ha insistido desde entonces en esa propuesta.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo después que las palabras de hoy de Obama están en línea con lo que siempre ha defendido y suponen «un contraste» con las ideas de «una variedad» de aspirantes presidenciales republicanos.

Según Earnest, lo que hizo hoy Obama fue defender «enérgica y apasionadamente» los valores que EEUU encarna desde hace mucho tiempo.

Este martes, el portavoz de Obama se mostró contundente ante la propuesta antimusulmana de Trump y señaló que «descalifica» al magnate para poder ejercer la Presidencia del país.

Earnest anotó, además, que los rivales de Trump en la contienda republicana por la Casa Blanca deberían pronunciarse abiertamente sobre si siguen estando dispuestos a apoyar al magnate si él termina siendo el nominado del partido para optar a la Presidencia. EFE