Quantcast

Estos son los pescados menos saludables

-

1
El pescado debería ser una piedra angular en nuestra dieta. Aporta proteínas de alto valor ecológico

El pescado debería ser una piedra angular en nuestra dieta. Aporta proteínas de alto valor ecológico además de muchas vitaminas y ácidos grasos omega 3. También son un a alimento que destaca por sus pocas calorías: su contenido calórico oscila entre las 70-80 calorías por cada 100 gramos en los pescados blancos y entre 120 y 200 en los grasos. Y a pesar de que los niños y algunos adultos pueden sentir rechazo por las espinas o algunos sabores, existen alternativas culinarias capaces en convertirlos en un manjar para los paladares más exquisitos. No obstante, no todos los pescados son igualmente recomendables, sobre todo debido a la presencia de elementos contaminantes tanto en las zonas de costa, debido a los residuos de la actividad humana, como en las piscifactorías, donde se generan de manera artificial porque el consumo intensivo obliga a utilizar antibióticos que quedan luego en los pescados que consumimos. Entre las sustancias cuya ingesta es preciso controlar destaca el mercurio, proveniente de la contaminación industrial y que se acumula en mayor medida en los peces más grandes. Además, están bajo la lupa los antibióticos y PCBs (Policloruro de bifenilo), que está considerado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente como uno de los 12 contaminantes más nocivos fabricados por los humanos.De entre los pescados populares menos saludables, destacan los siguientes.Pez espada:El pez espada o emperador destaca como uno de los que acumula mayores niveles de mercurio. Esto es debido a su gran tamaño y a que el mercurio no solo se acumula y persiste en el cuerpo de este pescado, sino también en el de todos los pescados más pequeños que ingiere. En 2011, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria desaconsejó su consumo a los niños, embarazadas y mujeres que estuvieran planeando un embarazo. Algunas agencias medioambientales, como la FDA y asociaciones medioambientales de EEUU, desaconsejan su consumo incluso para el conjunto de la población. Los menos conservadores señalan que, en todo caso, no debería consumirse más de una vez por semana.

Atrás
Comentarios de Facebook