Compartir

Hay campañas contra el consumo de drogas que consiguen impactarnos de una manera especial. Este vídeo, que ya se ha convertido en viral a través de las redes sociales, es una de ellas, y eso que no pertenece a ningún organismo público u organización. Este es Jordy Hurdes, un joven australiano de 20 años que ha querido mostrar las graves consecuencias que ha provocado el consumo de éxtasis en su cuerpo.

Jordy, sentado delante de una cámara, asegura que esta droga le ha destrozado. Con constantes espasmos musculares y tartamudez, el joven confiesa que “los médicos no pueden creerse que esté vivo” y que desconoce si estos efectos serán o no permanentes, pero que está “muy agradecido de seguir aquí”.

El australiano ha compartido este vídeo para pedir a otros jóvenes que “no se dejen atrapar” por las drogas. “Puede parecer divertido pero no merece la pena”, concluye Jordy Hurdes.