Compartir

Quizá no sea el mejor vídeo para ver antes de comer, sobre todo si tienes pechuga de pollo o una ensalada césar, más que nada porque te va a remover la conciencia. La ONG Igualdad animal ha denunciado las condiciones de estos animales antes de ser consumidos por el ser humano, considerándolas como un maltrato absoluto. 

Las imágenes son muy duras hasta para los menos insensibilizados con el tema, pues en ellas se muestra cómo funcionan las incubadoras industriales para que nazcan pollos que después mueren porque los tiran vivos a la basura, aplastados o arrancándoles la cabeza. 

La actriz Beatriz Ros va narrando la vida que llevan estos animales desde que nacen hasta que se convierten en carne o se quedan por el camino en un corto periodo de tiempo. Algunas industrias también les inyectan hormonas de crecimiento para que se hagan más grandes, algo por lo que muchos no pueden soportar su peso y se les rompen las patas.

Aseguran que es la primera vez que en España se graba a este tipo de instalaciones de Lleida, Girona, Tarragona y Burgos, y buscan crear conciencia de que se matan al año unos 600 millones de pollos en nuestro país. “Los pollos son los animales más maltratados por la industria cárnica, cada día más de un millón y medio son matados en España. Una vida que es un infierno desde el primer segundo”, ha sentenciado el director de Igualdad animal, Javier Moreno.