martes, 22 septiembre 2020 7:17

Un templo hindú pide instalar un detector de menstruación femenina

Prayar Gopalakrishnan se ha convertido en el enemigo número 1 de millones de mujeres (y también hombres) en todo el número. El responsable de este templo hindú anunció hace un par de días la prohibición explícita de la entrada el recinto religioso a todas las mujeres que tenían la menstruación.

Para evitar su entrada, pidió la colocación de un detector de menstruación para evitar la posible entrada de “impuras”. “Llegará un día en el que se inventará una máquina para escanear si es el momento adecuado para que una mujer pueda entrar al templo. Sólo entonces hablaremos si permitirles la entrada”, confiesa el propio Gopalakrishnan.

En las redes sociales han lanzado la campaña 'Feliz por sangrar' en la que rechazan el “patriarcado” y el “tabú” que provoca el periodo menstrual en el país hindú. Las mujeres están sujetas habitualmente a este tipo de reacciones misóginas, frente a las cuales muchas tuiteras han reaccionado con mensajes en los que comparten sus compresas con lemas en los que rechazan el machismo que viven las autoridades del culto.

Casualmente, la India estipula restricciones a la mujer durante el ciclo menstrual como la prohibición a cocinar o manipular alimentos o la obligación de dormir y convivir en camas separadas de pareja o familiares.