Compartir

1Aunque, como tal, el hábito de pintarse las uñas no tiene por qué ser malo, según recogen diversos e

Aunque, como tal, el hábito de pintarse las uñas no tiene por qué ser malo, según recogen diversos estudios como los realizados por el Northern California Cancer Center y el Asian Health Services of Oakland, algunos de los ingredientes de los esmaltes de uñas están directamente relacionados con varios problemas de salud. Los componentes más conflictivos son el considerado como 'trío tóxico': los ftalatos de dibutilo, el tolueno, y el formaldehído. Aunque el riesgo de que los compuestos tóxicos afecten a la salud es menor para las personas que solo usan los esmaltes para pintarse las uñas de vez en cuando en su casa, lo cierto es que según denuncian algunos informes, éste es bastante más alto para las personas que trabajan en salones de belleza y, por tanto, pasan mucho tiempo expuestas.Irritaciones y alergiasComo la mayoría de los cosméticos que casi todas las mujeres guardan en sus neceseres, los esmaltes de uñas también puede resultar perjudiciales, ya que pueden ser los culpables de muchas irritaciones y alergias en la piel. Muchos de los ingredientes de los pintauñas son bastante agresivos, por lo que es mucho más habitual de lo que nos pensamos desarrollar algún tipo de alergia en la piel. Si uno de los componentes del esmalte te produce alergia, la reacción puede aparecer en varias zonas. Desde alrededor de los dedos, hasta en la boca (por soplar para secarlas) o en el cuello y los ojos (si te rascas cuando aún no está seco del todo).

Atrás