jueves, 24 septiembre 2020 17:42

Cosas que le pueden contagiar a tus hijos en el cole

-

1
Los virus responsables de los resfriados o la gripe ocasionan las enfermedades más comunes en los ce

Los virus responsables de los resfriados o la gripe ocasionan las enfermedades más comunes en los centros de cuidado infantil y en las escuelas. Aunque su niño esté vacunad puede contagiarse de otras enfermedades infecciosas comunes tales como los resfriados, dolores de garganta, tos, vómito y diarrea. De hecho, y por tener una media de aproximación, la mayoría de niños que están en una guardería y en la escuela sufren de 8 a 12 resfriados al año. Los episodios de diarrea ocurren una vez o dos veces al año en un niño típico.Pero lo peor -seguro que os suena- es que si a tu hijo le contagian un catarro, el enano lo supera sin grandes complicaciones. Tres días después enfermas tú. Es entonces cuando la vida te sorprende con la noticia de que no eres mayor, eres viejo; y no eres fuerte, sino muy débil… En ti, el catarro se convierte en un gripazo de los que te tumban.¿Qué le vas a hacer? En el colegio, hay una serie de enfermedades que son más típicas por el contagio o la atención que deben prestar a una serie de hábitos saludables. En casa es tan imposible no mancomunar los virus como lo es, también, en el cole. Se comparte espacio, de reparte amor, se bebe del mismo vaso y se utiliza, normalmente, el mismo baño, de la ducha al lavabo. De ahí que el muestrario de enfermedades incluya hasta una decena larga de males con los que antes o después podrías tener que vértelas. Este es el muestrario de enemigos a los que ten enfrentas: Gripe No es nada grave, pero sí es molesto. Y en algunos casos te impide desarrollar una vida normal si es que concurre con fiebre alta. Para tu hijo será un día regular y para ti se puede convertir en un infierno de semana. Mucho más si tienes que ir a trabajar sí o sí. Ya sabes, por ejemplo, si eres autónomo…Entre los síntomas, los mocos, estornudos, dolor leve de garganta, a veces algo de fiebre. Es una afección que tarda unos 10 días en superarse. Lo mejor para prevenir es enseñar a los niños a que se tapen la boca al toser, a lavarse las manos habitualmente y a no compartir comida ya chupada por otros niños. Una vez que ya lo estás sufriendo solo podrás aliviar los síntomas con medicamentos destinados para aliviarlos.

Atrás