Compartir

1Aproximadamente un 25% de la población mundial sufre “onicofagia”, es decir, esa terrible manía de e

Aproximadamente un 25% de la población mundial sufre “onicofagia”, es decir, esa terrible manía de estar mordiéndose todo el rato las uñas. No, el estudio que recoge este porcentaje no es exacto pero indica que esa cantidad es más elevada en los niños y adolescentes de entre 10 y 18 años (ahí ascienda a prácticamente la mitad).Pero… ¿Por qué cada vez más personas devoran sus uñas? Según los expertos en Psicología, hay dos factores que nos llevan a ello. El primero se produce como consecuencia del aburrimiento o distracción que nos provoca una situación (por ejemplo, leer un libro o ver la televisión). ¿Y el segundo? Es un factor emocional. Una vía de escape para liberar tensión ante una situación que nos provoca estrés.Además de una situación estético y dolorosa (los padrastros que se crean pueden llegar a provocar que lo pasemos realmente mal), el morderse las uñas puede acarrear una serie de consecuencias para tu salud. A continuación, recopilamos todas ellos. ¡Algunas de ellas son realmente horribles!Un nido de bacterias viviendo bajo tus uñasPiénsalo bien. La mano es la parte de tu cuerpo que toca cientos de cosas al día que estén llenas de bacterias. Desde las escaleras mecánicas del metro hasta el teclado del ordenador que no se ha limpiado en la vida en el trabajo y que encuentran bajo las uñas su escondite perfecto para alojarse con desayuno, comida y cena en un ambiente paradisiaco. Desde 'La Voz del Muro' aseguran que hongos y levaduras pasan a nuestra boca cuando nos mordemos las uñas. Lo realmente preocupante es que un estudio demostró que las personas que sufren “onicofagia” tienen en su organismo bacterias que están presentes, entre otros muchos sitios, en los residuos fecales. ¡Menudo asco!

Atrás