Compartir

De todas formas tenemos que decir que no se trata de una especie de vías de extinción. España es el noveno país que mayor número de millonarios ha perdido entre mediados de 2014 y la primera mitad de 2015, por detrás de Nueva Zelanda (-104.000 millonarios), Suecia (-113.000), Canadá (-176.000), Australia (-237.000), Italia (-378.000), Alemania (-392.000), Francia (-631.000) y Japón (-681.000).

Según los datos del estudio, los millonarios españoles representarían un 1% de la cifra total a nivel global, lejos del 46% que suponen los millonarios estadounidenses, el 7% de los de Reino Unido, el 6% de los japoneses y el 5% de los franceses y alemanes respectivamente. El conjunto de la riqueza neta de los hogares españoles ha experimentado desde mediados de 2014 hasta mediados del presente ejercicio una caída media del 15,7% como consecuencia principalmente de la apreciación del dólar frente a las principales divisas.

No obstante, el informe recuerda que la riqueza media por adulto en España ascendía a 99.681 euros en 2015, mientras que en el año 2000 era de 57.608 euros. En cuanto a la evolución de la valoración de los activos, según la entidad helvética, el tipo de cambio tuvo un impacto negativo del 18,6%, mientras el precio de la vivienda bajó un 0,2% y la capitalización bursátil retrocedió un 14,3%. En valores absolutos, España habría perdido en un año unos 695.535 millones de euros, convirtiéndose en el séptimo país que mayor volumen de riqueza perdió. Entre los más ricos entre los ricos, aquellas personas con un patrimonio superior a los 50 millones de dólares (44,6 millones de euros) España se situaba en 18º posición mundial con un total de 1.390 'ultrarricos'.

Por otro lado, el informe elaborado por Credit Suisse apunta que el 55,8% de la población española se considera clase media, lo que equivale a un total de 20.948.000 individuos. España es el décimo país a nivel global con mayor proporción de clase media, precedido de Emiratos Árabes Unidos (56,4%), Noruega (56,4%), Reino Unido (57,4%), Taiwán (59,4%), Japón (59,5%), Italia (59,7%), Bélgica (62,1%), Singapur (62,3%) y Australia (66,1%). De este modo, la clase media española representa un 3,2% de la clase media mundial. La proporción de clase media a nivel mundial se sitúa en el 13,9%, con Norteamérica a la cabeza (38,8%), por delante de Europa (33,1%), Asia Pacífico (15,1%) y China (10,7%).