Compartir

A menudo utilizamos el inodoro como si se tratase del cubo de la basura. Sin embargo, arrojar desperdicios al váter es muy mala opción. Muchos acaban perjudicando muy seriamente el medio ambiente, pues son elementos que las depuradoras no pueden separar. Algunos además contribuyen a ocasionar graves averías en estos aparatos.

1Las toallitas húmedas:

El problema de las toallitas húmedas es tan grave que la OCU lanzó una campaña de concienciación sobre el asunto. Según su informe deshacernos de las toallitas nos cuesta entre 500 y 1000 millones de euros anuales. Las toallitas húmedas se han convertido en el peor enemigo de los sistemas de alcantarillado de las ciudades porque, como no se deshacen, crean monstruosos atascos. La generalización de este producto no ha hecho sino agravar el problema porque son muchos consumidores los que ignoran los problemas que ocasionan.

Atrás