Compartir

Volkswagen podría no ser el único fabricante en burlar los controles sobre consumo energético. Dos informes señalan ahora a los fabricantes de televisores que utilizarían métodos similares en las pruebas que realizan las autoridades europeas para expedir la correspondiente certificación energética. 

El primero de ellos, realizado por ComliantTV, apuntaría al fabricante Samsung. Aunque el informe asegura que no ha podido detectar elementos que prueben el trucaje sí se vio que los televisores se comportan de modo diferente durante las mediciones.

Las mediciones se realizan con una cinta de unos 10 minutos de duración en la que se suceden diferentes imágenes, con distinto nivel de brillo y rápidas o lentas. Estos televisores reducirían drásticamente el brillo (y por tanto el consumo) a los pocos minutos de empezar la cinta.

Samsung ha respondido ya negando estas acusaciones y alegando que su sistema Motion Lightingno es un ajuste que se active únicamente durante una prueba de laboratorio, sino que se trata de una configuración predeterminada que funciona tanto en laboratorio como en los hogares“. Según la empresa no es un trucaje, sino una tecnología “de vanguardia”.

El otro estudio, que no ha apuntado nombres de fabricantes, es de la agencia de la energía sueca, y señala un comportamiento similar: en cuanto el aparato detecta la prueba se reduce el consumo.

Bruselas ya está recopilando información.