miércoles, 23 septiembre 2020 17:06

¿A qué hora hay que poner la lavadora para ahorrar con la nueva factura de la luz?

El 1 de octubre se pone en marcha el nuevo modelo de facturación del recibo de la luz. Las compañías eléctricas han tenido tres meses para adaptarse a las nuevas tarifas, las cuales empezarán a tramitarse dependiendo del tramo horario en el que se consuma la energía.

La nueva tarifa (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor o PVPC) está diseñada para intentar que los clientes paguen por su consumo real, algo que hasta ahora no ocurre, ya que Red Eléctrica de España realiza un consumo estimado de cada hogar, situación que termina repercutiendo actualmente en el precio final de la factura.

Por el momento, solo podrán beneficiarse de esta tarifa los hogares que dispongan de un medidor inteligente. ¿Lo tengo en casa? Probablemente no. Según Competencia, hay más de 12 millones de hogares con contadores digitales pero aún existen muchas viviendas que tiene que sustituir su aparato de la luz. ¿El objetivo? Que en 2018 estén todos sustituidos.

Si tu vivienda es relativamente nueva, el contador digital ya está preparado para gestionar la tarifa horaria. Si tienes dudas, debes consultar a tu compañía eléctrica de integrar los datos en los sistemas de la red.

¿Cómo cambian las tarifas?

La nueva tarifa eléctrica penaliza las horas punta, es decir, las que comprenden todos los días de la semana desde las 21:00 a las 22:00 horas. En este tramo, la energía es mucho más cara, por ejemplo, que una hora más tarde.

Según los datos publicados por Red Eléctrica de España, la hora más barata sería la que comprende el tramo horario que va desde las 23:00 horas hasta las 12:00 horas del día siguiente.

La tarifa de “discriminación horaria” (la única vigente en España y llamada anteriormente tarifa nocturna) favorece el consumo nocturno, que es el momento en el que menos demanda de energía hay en España.

¿Y ya está? No, no es tan fácil como parece. Este nuevo sistema hace que varios factores (algo que ya ocurre actualmente) influyan en el precio final de la energía. ¿Qué más repercute en la factura? La cotización en el mercado mayorista de electricidad se hará de forma diaria (en vez de las subastas trimestrales) algo que hará que un porcentaje de la factura varíe de forma diaria.

¿Qué significa eso? Que un día a las 19:00 horas el kilovatio de energía cueste 0,08 euros y que al día siguiente, en esa misma hora el precio se duplique. Para mirar el precio exacto de cada día, puedes consultarlo en este enlace. Esa información será fundamental para saber a qué hora poner la lavadora, el lavavajillas o cualquier otro electrodoméstico de gran consumo energético.

¿Hay otros factores externos? Sí, la disponibilidad energética de cada central de energía (mayor o menor posibilidad de ofrecer electricidad) o la meteorología (las situaciones anticiclónicas hacen que el precio se dispare) también repercuten a partir de ahora para la factura de la luz.

¿Me favorece o me perjudica la nueva tarifa de la luz?

Hay varios organismos que ya han querido pronunciarse sobre la nueva tarifa de luz que comienza este jueves 1 de octubre. ¿Nos beneficia o nos va a perjudicar? La Unión de Consumidores de Extremadura (UCEx) ha realizado un cálculo medio en el que asegura que, si utilizamos la luz en los tramos horarios más baratos, el ahorro en la factura está en torno a 5 euros al mes.

Otros colectivos de consumidores como Facua son mucho más críticos con la nueva tarifa eléctrica. Rubén Sánchez, portavoz del organismo, ha asegurado que se trata de un sistema que “ha sido negociado directamente por el Gobierno con las eléctricas”. ¿Cómo repercute eso? En que el precio de la luz no caiga de la forma que debería.

Facua sí que denuncia que la factura de la luz subió un 10% entre enero y agosto, pasando a pagar 70 euros de media a los 77 euros mensuales.

Muchos consumidores reclaman a su vez la necesidad de que se acabe el cambio de modelo de factura que ha provocado que muchos hayan pasado de pagar la luz cada dos meses a pagarla mensualmente, algo que les ha inflado el precio de la energía en más de un 50%.