Quantcast

Terrible cogida: Jiménez Forte continúa estable en la UCI y sin peligro de infección

Saúl Jiménez Fortes, el torero que el domingo en la plaza de Vitigudino se quedó a los pies de la muerte por una terrible cornada en el cuello que estuvo a puto de seccionarle la yugular se encuentra sedado con respiración asistida. Un astado de Orive lo cogió de manera violenta por el cuello estrellándole contra las tablas cuando lo recibía con la rodilla en tierra.

El torero está estable. No hay parte médico pero las noticias son esperanzadoras: la fiebre no ha hecho acto de presencia, por lo que está descartado el riesgo de infección. 

Los daños. aún así, son importantes. El pitón le partía la lengua en dos y llegaba a la base craneal, a dos milímetros de la yugular. El día fatídico, Raúl sí pudo esbozar algunas palabras, levantar el pulgar y apretar la mano para tranquilizar a familiares y allegados antes de entrar en el hospital, donde fue intervenido por espacio de cuatro horas.

Comentarios de Facebook