Compartir

Las acusaciones que aseguraron que Isabel Pantoja había recibido tratos de favor desde la dirección de la prisión de Alcalá de Guadaira (Sevilla) se han empezado a cobrar sus primeras víctimas.

Según publica 'Vanitatis', Instituciones Penitenciarias ha optado por trasladar a tres reclusas– las principales responsables del 'motín'- a otra prisión al considerarlas como las culpables de infundir al resto de presas que la tonadillera estaba sufriendo ventajas por su condición de personaje público.

Esa misma información asegura que las cosas en la cárcel sevillana no están nada tranquilas, más aun con el permiso extendido del que está disfrutando Isabel Pantoja debido a su estado de salud. “El castigo de estas reclusas ha provocado una revolución en la prisión”, sentencia un funcionario a 'Vanitatis'.

Instituciones Penitenciarias, por su parte, ha querido restar importancia a lo ocurrido dentro de la prisión de Alcalá de Guadaira y han apuntado que “este tipo de traslados son normales y se realizan desde la dirección cuando se consideran oportunos“.

Por el momento, la dirección del centro, que en un primer momento parecía que podía estar salpicada por este escándalo, mantiene su cargo, aunque no parece del todo segura su continuidad en la cárcel andaluza por las distintas “presiones” que existen sobre su persona.