Compartir

A veces el verano nos pilla como por sorpresa y nuestra piel luce un blanco inmaculado de oficina… Con la llegada de los vestidos ligeros, los tirantes o las bermudas llegan las prisas por ponerse moreno.

La empresa no es fácil. Mientras estamos trabajando es difícil sacar un rato cada día para ponerse al sol. Y en cuanto a las vacaciones, son cada vez más cortas… Afortunado aquel que puede permitirse más de dos semanas.

Aunque no podamos ampliar tus vacaciones, sí podemos darte algunos consejos que te ayudarán a aprovechar ese tiempo si es que quieres ponerte moreno.

Lo primero que puede ayudar (y mucho) es la alimentación. Hay que ingerir alimentos ricos en melanina porque es esta sustancia la que hace posible el bronceado. Además de la popular zanahoria son muchas las frutas y verduras ricas en esta sustancia. Una buena ensalada de tomate ayuda, pero también la calabaza, las espinacas o el brócoli. Incluso la lechuga. Una ensalada diaria puede hacer mucho por tu bronceado. Los expertos aseguran que una buena alimentación es incluso más efectiva que pasarse horas bajo el sol.

La alimentación no es la única clave tener en cuenta. Otro truco que da buen resultado es, mientras estés tomando el sol, mojarte a menudo la piel. Además de refrescarte te pondrás moreno con mayor rapidez. Y es que está demostrado que el efecto lupa del agua multiplica el efecto de los rayos de sol. ¿No has visto lo morenos que se ponen los niños que se pasan horas jugando en la piscina o el mar?

Por otra parte, tanto para potenciar el moreno como para conservarlo es muy importante la hidratación. Una correcta hidratación tanto por dentro como por fuera. Es decir, es importante hidratar la piel con cremas adecuadas, pero también beber agua a menudo.

Ni que decir tiene que la guinda es tomar el sol, evitando las horas centrales del día y con la protección adecuada para no quemarse.

Como última opción existen también productos en el mercado especialmente diseñados para potenciar el bronceado. Se trata de cremas que, por sus compuestos estimulan la producción de melanina y son capaces de lograr hasta un 20 por ciento más de bronceado.