Compartir

Hace tan solo unas semanas sabíamos de su existencia. Era conocida como 'Flakka' y había puesto en alerta a las autoridades estadounidenses por sus consecuencias sobre la salud. De hecho, solo en el estado de Florida habían fallecido más de 30 personas por su ingesta. Sus sensaciones son “una fuerza sobrehumana, paranoias, ansiedad, psicosis y distintos problemas renales y cardiacos”. ¿Su precio? Muy inferior al de la cocaína.

Esta potente y mortal droga no ha tardado en dar su salto a Europa y España, más concretamente en la zona más turística de Mallorca. Según recoge 'El Mundo', Magaluf ya ha registrado su primer ingreso por consumo de 'Flakka'. Un turista británico acudió al centro hospitalario Son Espases con un cuadro de arritmia cardiaca y con una actitud muy agresiva, tras la ingesta de varias pastillas de esta sustancia.

Afortunadamente, el joven británico se ha convertido en el primer caso de Europa que no ha fallecido por intoxicación y ya se encuentra de regreso en su país de origen. Antes, los dos casos de Francia y el único registrado en Polonia habían acabado en tragedia. Por ello, los facultativos advierten de que su consumo conlleva un importante riesgo de muerte.

Las consecuencias de la 'Flakka' recuerdan a los estragos causados por la ingesta de la droga caníbal, la sustancia que se popularizó en la isla el pasado verano.