Compartir

Es cierto que trabajamos para ganarnos la vida, pero también para sentirnos útiles y realizados. Sin embargo, ¿quién no ha soñado alguna vez con poder dedicarse a disfrutar de la vida sin preocupaciones? El problema es que por no hacer nada no te pagan… o al menos hasta ahora.

Resulta que la ciudad holandesa de Utrech ha ideado un proyecto que pondrá en marcha el próximo otoño en el que pagarán una renta básica de alrededor de 1.000 euros al mes a los ciudadanos, simplemente por vivir allí.

En principio, serán 300 personas las que se acogerán a este proyecto, que forma parte de un curioso experimento. Aunque para percibir el dinero no hay ninguna condición (más allá de vivir allí, claro) lo que pretenden con este proyecto ideado por el ayuntamiento y la universidad es averiguar qué hacen con su vida las personas que reciben las ayudas económicas, y si continúan esforzándose a pesar de todo.

Y es que, uno de los principales argumentos de los detractores de la renta básica es que quienes la perciben automáticamente se despreocupan de su trabajo o de buscarlo.

Según publica RT, las personas que recibirán esta renta básica estarán divididas en cinco grupos: uno que operará bajo las leyes actuales, tres bajo normas más laxas, y otro que recibirá las ayudas de forma incondicional y sin depender de ningún otro factor.