Compartir

Activar el cuerpo desde que te levantas no es tan complicado como parece. Según algunos expertos son sólo necesarios cuatro minutos para aletargar el organismo después de dormir y provocar que así la pérdida de peso no se convierta en una auténtica utopía.

Un circuito físico y que no te hará apenas sudar. Coge un cronómetro y ponte cómod@, ya que estos cuatro ejercicios necesitan concentración y hacerlos correctamente, ya que podrían tener un efecto contrario si se ejecutan mal.

El primero de los ejercicios que hay que hacer es el Squat Thrust. Sí, quizás suene a 'chino' pero es muy sencillo. Es una flexión que termina en sentadilla. Repite la operación durante 20 segundos.

A continuación, la siguiente zona a trabajar son las piernas. Haz unas sentadillas para definir aún más tu cintura. Colócate de pie, separas las piernas y coloca las manos detrás de la cabeza. Flexiona las rodillas y baja todo el cuerpo. Repite la operación pero eleva una de tus rodillas y trata de tocar el codo cada vez que bajes y termines el ejercicio.

Los glúteos y las caderas también deben trabajarse para activar la pérdida de peso desde por la mañana. ¿Cómo hacerlo? Ponte de pie y coloca las manos tras la cabeza, contrayendo el abdomen y cruza la pierna hacia un lado para hacer fuerza. Ayúdate del cuerpo para que no sea incómodo y vuelve hacia adelante. Repite la operación varias veces, cambiando de pierna.

El último ejercicio a ejecutar afecta a la espalda. Para estirar (algo muy importante en el día), túmbate hacia arriba y coloca los brazos como si hicieras una cruz. Levanta las piernas y flexiona las rodillas lo máximo que puedas. A continuación, baja las piernas y alterna las repeticiones: una vez hacia el lado derecho y otra hacia el lado izquierdo. Es muy importante no mover el cuerpo y los brazos, ya que podrías lesionarte.

Repite todos los ejercicios dos veces, alternando 20 segundos de descanso entre cada uno de ellos. En cuatro minutos, tu cuerpo ya estará activo para quemar las calorías necesarias y de más que ingieres durante el resto del día.