domingo, 20 septiembre 2020 2:09

8 mitos sobre las vacunas

-

1
Hace más de una semana se diagnosticó en Olot (Girona) el primer caso de difteria en España desde el

Hace más de una semana se diagnosticó en Olot (Girona) el primer caso de difteria en España desde el año 1987. Una enfermedad que ha creado una alarma generalizada en nuestro país y que ha vuelto a generar (una vez más) el uso o no de las famosas vacunas.Muchos son partidarios de su uso, especialmente en niños para evitar la proliferación de ciertas afecciones mientras que existen otras corrientes más conservadores que optan por evitar su uso por posibles efectos secundarios y que sea el propio organismo el que genere defensas y se convierta en inmune a una enfermedad, ya sea la gripe o cualquier otra que se repite en la sociedad española. A continuación, repasamos los mitos más extendidos y que han provocado que la población se haya dividido en torno al “sí” y al “no” del uso de las vacunas. ¿Quién lleva la razón? Exponemos los porqués de cada respuesta.Las vacunas pueden producir efectos secundarios nocivosTal y como aseguran tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la propia Asociación Española de Pediatría, las vacunas son realmente seguras. Pese a que si es cierto que existen reacciones tras enfrentarse a ellas (dolor de brazo o leves procesos febriles) suelen ser temporales y no causan ningún tipo de trastorno sanitario de extremada gravedad.Según afirman desde ambos colectivos es más posible sufrir una reacción provocada por una enfermedad que puede evitarse gracias a una vacuna que por el uso de una de estas.La OCU también apunta en este sentido: las vacunas contribuyen a crear un mundo de personas inmunes que impiden la circulación de la enfermedad y que preserva la salud general.

Atrás