Compartir

Las redes sociales han denunciado la portada de la edición australiana de la revista Elle del mes de junio. En ella, aparecía la modelo Nicole Trunfio amamantando a su hijo. Una imagen que fue aplaudida por muchos lectores. Sin embargo, la situación ha cambiado y la dirección del magacine ha decidido cambiar esa instantánea por “presiones internas”.

En un principio, Triunfo aparecía amamantando a su hijo con uno de sus pechos visibles para el lector mientras que en la que finalmente se ha comercializado se puede ver a la modelo completamente vestida y con su hijo en brazos.

Twitter y Facebook se han convertido en un auténtico hervidero de opiniones críticas a Elle, calificando la decisión como “sexista y denigrante”, comentarios tanto de hombres como de mujeres.

Los lectores, en líneas generales, han mostrado su descontento porque se puede dar a entender que la lactancia materna en público es “algo negativo”.

Pero… ¿Qué argumentan desde Elle Australia? Su editor jefe, Justine Cullen, simplemente se ha limitado a señalar que se trataba de “un bonus para los suscriptores”.

Nicole Trunfio, la modelo afectada, ha asegurado que “no hay nada más poderoso que la maternidad”. Asimismo ha defendido la lactancia materna, la cual ha destacado que “hay que normalizar”.