Compartir

Gates es ex secretario de Defensa de EEUU y se le considera como una tabla de salvación tras la crisis de liderazgo que ha padecido la organización juvenil, precisamente por este tema. Si bien Gates ha recalcado que no tiene intención de alterar los conservadores estatutos de la organización, sí recomendó que actualice sus políticas antes de que entre en juego la Justicia estadounidense.

“O los Boy Scouts cambian por sí mismos, o al final será un tribunal quien les obligue a hacerlo”, ha hecho saber el ex alto oficial de la Casa Blanca durante la reunión anual de los Boy Scouts, celebrada en Atlanta (Georgia).

Más de un 60 por ciento de los líderes de los Boy Scouts votaron en 2013 a favor de la incorporación de jóvenes homosexuales pero eludieron pronunciarse sobre la posible presencia de adultos de la misma orientación sexual para trabajar como guías y educadores.

A pesar del silencio durante la votación, algunos grupos de scouts han manifestado su disconformidad con los estatutos permitiendo la incorporación de mayores de edad “manifiestamente homosexuales” -como es el caso de un joven de 18 años que trabaja como consejero infantil en los Boy Scouts de Nueva York-. 

Las declaraciones de Gates han sido recibidas con elogios de los Scouts for Equality, una organización dedicada a ponerle fin a la prohibición.

“Este es otro paso adelante para los Boy Scouts de América”, dijo Zach Wahls, director ejecutivo de la organización, en un comunicado de prensa. “Estoy orgulloso de ver al Dr. Gates trazar un camino hacia la plena igualdad en la BSA”, ha hecho saber Wahls en declaraciones a la cadena estadounidense CNN.