Quantcast

Diez riesgos del Red Bull y otras bebidas energéticas

-

1
Se venden como el brebaje mágico para estudiar. Para hacer deporte. Para aguantar de fiesta por las

Se venden como el brebaje mágico para estudiar. Para hacer deporte. Para aguantar de fiesta por las noches. Incluso para hacer el amor. Y, sin embargo, las bebidas energéticas pueden tener efectos nefastos sobre nuestra salud. Especialmente en algunos casos, como los niños pequeños, las embarazadas o quienes padezcan alguna patología nerviosa o psicológica.Estas bebidas, que se caracterizan porque en su composición llevan dosis elevadas de cafeína y taurina, llegaron al mercado hace una década y hoy son la bebida de cabecera de muchos consumidores. Especialmente entre los jóvenes: un informe de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria en 2013 apuntaba a que el 68% de los adolescentes entre 10 y 18 años con consumidores, y el 12% presentaba un consumo “crónico alto”, con unos 7 litros al mes.Aún más llamativo es el dato relativo a los niños: aproximadamente el 18% de los niños entre 3 y 10 años consumían este tipo de bebidas habitualmente. Veamos los problemas que puede acarrear.El exceso de cafeína:Uno de los peores defectos que tienen estas bebidas y responsable de muchos de sus perjuicios es la cafeína. Una bebida energética contiene la misma cantidad de cafeína que cuatro latas de Coca – Cola o cuatro tazas de café filtrado: unos 300 mg. Así que el efecto 'mágico' y energizante que prometen es sobre todo un chute de cafeína. Un estudio realizado por la OCU en 2013 aseguraba que éste era su único 'ingrediente mágico' para resultar vigorizante y recomendaba un consumo responsable.

Atrás
Comentarios de Facebook