Compartir

1Con el paso de los días y el estrés acumulado durante las largas y exhaustas jornadas de trabajo, el

Con el paso de los días y el estrés acumulado durante las largas y exhaustas jornadas de trabajo, el cerebro se aletarga y empieza a gestionar los impulsos de una manera más lenta, algo que finalmente acaba provocando que seamos mucho más torpes a la hora de ejecutar acciones habituales como expresarnos o incluso limitar nuestra creatividad.Para evitar esa situación, es posible aumentar esa inspiración y aumentar la energía que llega al cerebro y que es la que manda los impulsos al sistema nervioso central. Existen varias formas de estimular al órgano maestro del ser humano, no con grandes esfuerzos sino de una manera cómoda y sencilla y que muchas personas llevan a cabo en su día a día. Otras, sin embargo, han visto como la tecnología se ha llevado por delante toda esa actividad neurológica que deberían poner en marcha. ¡Toma nota!SudokuHacer un sudoku ayuda a la perfección a estimular y preservar el correcto funcionamiento de nuestro cerebro. Hace diez años era un desconocido pero en la actualidad el juego de lógica creado por Euler de Basilea es un instrumento perfecto para entrenar nuestra mente y prevenir el deterioro cognitivo.Un estudio publicado por la Universidad de Toronto (Canadá) aseguró que la práctica habitual de este ejercicio puede reducir el riesgo de demencia e incluso la mejoría en la memoria auditiva y la atención de un grupo de mayores.Si los sudoku se te quedan algo nuevos para tu edad (no te pongas barreras porque son muy sencillos y se cogen el truco en nada), los crucigramas y las cartas (cualquier tipo de juego) son también opciones a tener en cuenta para estimular el cerebro y que no se encuentra aletargado y lento en caso de enfrentarse a una situación límite.

Atrás