Compartir

¿Qué está pasando en Europa con nuestra dieta? ¿Qué ha sido de la dieta mediterránea en España y otros países del sur de Europa? Según muchos expertos, que la crisis, el marketing de la industria alimenticia y las nuevas tecnologías han ayudado a un aumento general de talla que, además, no dejará de incrementar, según las previsiones de los expertos recogidas en varios informes que han sido presentados en Praga durante la celebración del Congreso Europeo de la Obesidad.

Y es que los productos procesados, la bollería y el azúcar presente y abundante en muchísimos alimentos del día a día nos dibuja para el futuro un panorama desolador en el viejo continente, que se olvida cada vez más de las mejores costumbres alimenticias presentes en su cultura. De ahí que la estimaciones sobre la tasa de sobrepeso y obesidad se queden cortas a medida que pasan las páginas del calendario.

Un informe presentado este miércoles en el citado congreso anticipa un 2030 problemas muy 'gordos'. La previsión es que en 15 años el 21% de las españolas será obesa, pero si restringimos las miras a la población masculina esa cifra asciende al 36%. Los porcentajes aumentan cuando se habla de sobrepeso porque en menos de dos décadas el 58% de las mujeres y el 80% de los hombres tendrán unos kilos de más. 

Y nuestros vecinos griegos no lo tienen mejor: un 44% de ellos y un 40% de las féminas tendrán obesidad. El peor pronóstico es para los irlandeses pues casi todos (un 89%) tendrán sobrepeso en 15 años y la mitad (48%), obesidad. De cerca les siguen los británicos que, para 2030, el 74% tendrá exceso de peso y el 36% obesidad.

Son previsiones que forman parte del Proyecto Modelando la Obesidad que ha sido desarrollado conjuntamente por el Foro de la Salud del Reino Unido, la Oficina Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Comisión Europa. El trabajo, realizado por Laura Webber y el doctor Joao Breda, ha evaluado los datos de 53 países de la región europea.

“Es realmente alarmante ver que tres de cada cuatro personas en Europa tendrá sobrepeso y en algunos países casi el 100%. No hay que culpabilizar a la persona obesa porque éste es un problema de todos, desde los gobiernos con los recursos que destinan contra la obesidad hasta cómo se organiza el entorno para promover el ejercicio. Sin embargo, muy pocos políticos, en los momentos en los que nos encontramos están hablando de Sanidad”, señala Gema Frühbeck, presidenta de la Sociedad Europea para el Estudio de la Obesidad.

Sólo unos pocos ciudadanos europeos se salvarán de esta epidemia in crescendo. Los Países Bajos parece que están haciendo mejor las cosas. Porque para 2030 se prevé que menos de la mitad de los holandeses varones (49%) tendrá sobrepeso y sólo un 8% estará obeso, cifras inferiores a las registradas en 2010: con un 54% y un 10%, respectivamente. Las ciudadanas de este país, en cambio, mantendrán casi estable su sobrepeso pues se pasará de un 44% en 2010 a un 43%. No obstante, el porcentaje de mujeres con obesidad disminuirá más: del 13% se descenderá al 9%.