Compartir

Las muñecas 'Queens of África' nacieron ya hace siete años pero poco a poco se van haciendo hueco en más y más hogares de todo el mundo. ¿Qué las convierte en peculiares? Que son de color negro. Lejos de los estándares de la típica barbie pálida, rubia y occidental, el empresario africano las lanzó con el objetivo de acabar con la desigualdad y el racismo que se inculca a los niños desde pequeños.

Mi hija un día me dijo que quería ser blanca de mayor. Aquel día me acuerdo que había que cambiar ciertas cosas. Es algo del subconsciente. Si sólo juegan con muñecas blancas, esos rasgos se convierten en lo aceptable en cuanto a la belleza y el color de piel”, explicaba a los medios Taofick Oyoka.

Estas muñecas se fabrican en China aunque antes de ser vendidas, regresan a África, donde son acicaladas y ensambladas para una característica 100% local. Pelo oscuro, rizado o con trenzas y con una vestimenta con rasgos muy marcados de las diferentes etnias del continente, desde hausa, pasando por el yoruga o el igbo.

Sus ventas crecen de forma espectacular y no sólo en el continente africano. Estados Unidos, Brasil y algunos países de Europa como Alemania ya han empezado a comercializar las 'Queens of África', agotándose en muchos locales en tan sólo unas horas. Por Internet ocurre lo mismo: los pedidos se han tenido que retrasar unos días por acumulación de stock. ¡Una auténtica locura!