jueves, 24 septiembre 2020 7:09

Lentes de contacto multifocales, la solución a la vista cansada

Con el paso del tiempo los músculos del ojo van perdiendo fuerza, lo que impide que hagan correctamente su función. Al mismo tiempo, el cristalino se vuelve menos flexible, con lo que su capacidad para acomodarse y ver de cerca también se pierde. Este proceso se inicia entre los 40 y los 45 años, afecta igual a miopes, hipermétropes o aquellos que hasta ahora no han necesitado correcciones visuales.

Los principales síntomas de vista cansada son la necesidad de más luz para leer y ver borrosos los objetos cercanos. Las personas que lo padecen tienen que alejarse un libro, por ejemplo, para poder enfocar mejor.

Así lo ha explicado Juan Carlos Mora, óptico-optometrista de Óptica Roma, para el que la solución son las lentillas para vista casada o presbicia con lentes de contacto multifocales. No tienen nada que ver con los cristales progresivos que se llevan en las gafas, pues con estas se puede disfrutar de una visión nítida a todas las distancias.

Mora explica que estas lentillas “se adaptan perfectamente a cualquier situación, tanto de ocio como de trabajo, y son tan cómodas que permiten olvidarse de las lentes de contacto”. Las lentillas multifocales pueden ser utilizadas por cualquier persona con problemas de miopía, hipermetropía o astigmatismo, consultando previamente a un experto.