Compartir

1El arte no entiende de materiales y, mucho antes de que los intelectuales de hoy día hablasen del &#

El arte no entiende de materiales y, mucho antes de que los intelectuales de hoy día hablasen del 'arte efímero', en las culturas tradicionales existían ya gentes que daban rienda suelta a su creatividad de las formas más insospechadas. Las frutas y verduras no solo no son una excepción, sino que han estado muy presentes en lugares como China. Allí, el arte de esculpir frutas y verduras se remonta al siglo VIII, y de allí pasó a lugares como Japón, donde se conoce como Mukimono y existen verdaderos expertos en el tallaje y recorte de frutas y verduras con diversas técnicas y herramientas.Artistas occidentales como el rumano Dan Cretu han reinterpretado esta tradición y le han dado una vuelta de tuerca. Los modernos los llaman 'ecoarte', y da lugar a creaciones maravillosas que duran, claro, muy poquitos días. En el caso de Cretu, al menos perduran en sus fotografías. 1.- Una cámara de fotos:La naranja es protagonista absoluta de esta imagen en la que no falta el mínimo detalle. Desde el visor hasta la manecilla para mover el carrete. Todo está perfectamente esculpido en la piel de la naranja. El artista aprovecha la carne de la fruta y sus gajos para representar el objetivo. La lima, a modo flash, es el culmen.

Atrás