Compartir

Dejar de fumar es uno de los propósitos que aparecen cada 31 de diciembre y que llegada la primavera muchos no se han atrevido a completar. Sin embargo, según determina un estudio elaborado por las universidades de California y Standford, este objetivo puede resultar más sencillo si tienes un perfil en Twitter.

Sí, aunque resulte extraño de asimilar, los investigadores aseguran que “Twitter crea un ambiente realmente positivo”, sobre todo en los casos denominados como fumadores sociales. Para llegar a esta conclusión, los responsables del estudio observaron los comportamientos de 40 participantes que deseaban dejar de fumar y les dividieron en dos grupos.

A uno de ellos les aconsejaron que comprasen parches de nicotina -uno de los productos más comunes para dejar de fumar-, mientras que a los otros les encomendaron una labor realmente sencilla: entrar en Twitter y escribir sus sensaciones a medida que avanzaba el proyecto. Además, a diario recibían mensajes directos en los que les animaban a continuar adelante y no sucumbir a la tentación de 'tan solo un cigarrillo'.

Como resultado de esta distinción, al concluir la investigación tan solo el 42% de las personas que formaban parte del primer grupo habían conseguido dejar de fumar, mientras que en el segundo grupo llegaba a rozar el 75%.

Los investigadores entienden que a través de las redes sociales los fumadores que buscan abandonar el tabaco encuentran a personas en su misma intención, con las que poder intercambiar consejos y tuits de ánimo.