Compartir

1Existen pantalones, camisas y zapatos tóxicos. Tóxicos en su fabricación y por los residuos que gene

Existen pantalones, camisas y zapatos tóxicos. Tóxicos en su fabricación y por los residuos que generan, claro. Pero también tóxicas para los consumidores: desde julio de 2011 Greenpeace denuncia en su campaña 'pasarela DETOX' el uso de sustancias que se acumulan en las aguas y en el cuerpo humano y que pueden generar alergias, problemas del sueño o trastornos hormonales (esto último especialmente en niños). Son sustancias, como los alquifenoles, los ftalatos, los colorantes azoicos, los disolventes o los metales pesados. Se usan para teñir, hacer estampados, lograr una mayor suavidad en las prendas, menos arrugas o mayor resistencia al fuego, por ejemplo. Y, sin embargo, existen alternativas seguras que no tienen por qué dañar ni el medio ambiente ni la salud. “Lo primero que habría que preguntarse es hasta qué punto es una sustancia necesaria. Hay por ejemplo una sustancia cancerígena, el formaldehído, que solo sirve para dar apresto a la prenda y que luzca al verla colgada en la percha”, explica Sara del Río, responsable de tóxicos de Greenpeace. En otros casos existen alternativas más seguras o posibilidades para desarrollarlas. “No tienen por qué ser alternativas más caras, aunque sí hay un esfuerzo inicial de investigación y desarrollo. Consideramos que si estas empresas son líderes deben serlo también en afrontar determinados costes de investigación”.Greenpeace, que emite informes anuales sobre los progresos de la industria, acaba de lanzar sus resultados este año: entre las buenas noticias señala los progresos de grupos textiles españoles como Inditex y Mango. “Están cumpliendo sus compromisos”, subrayan desde Greenpeace. La presión está haciendo efecto y, según la lista actualizada de Greenpeace, cada vez hay más compañías entre los líderes de la 'pasarela Detox': firmas que se han comprometido a lograr una industria textil libre de tóxicos con agendas creíbles, acciones concretas e implementación de políticas sobre el terreno. Entre ellas, además de las españolas, están Adidas, Benetton, Burberry, C&A, Espirit, G-Star Raw, H&M, Levi's, Limitedbrands, Marks&Spencer, Primark, Puma, Fast Retailing y Valentino. Otro logro importante ha sido la regulación de sustancias químicas nocivas como PFC, nonilfenoles y ftalatos en China, o la inclusión de varias sustancias prioritarias para su eliminación en los reglamentos de Unión Europea. Pero aún queda mucho camino por recorrer y grandes marcas de todos conocidas que se resisten a apuntarse a la moda sin tóxicos. Hacemos un repaso:

Atrás