Compartir

2No comas viendo la tele

Pensarás que es una tontería, porque lo que te engorda es lo que comes y no el lugar donde lo haces, ¿verdad? Sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que hay numerosos estudios científicos que demuestran que las personas que comen delante de la pantalla de la televisión o incluso del ordenador, siempre ingieren más calorías que las que no lo hacen. Por ejemplo, según la Universidad de Massachusetts, puedes llegar a tomar hasta 288 calorías más. ¿Sabes por qué pasa esto? Porque comer delante de la pantalla hace que nuestro apetito aumente aún más. Así que ya sabes, mejor que comer de cualquier manera en el sofá y viendo la tele, siéntate en la mesa, tómate tu tiempo y olvídate de lo demás.