Compartir

1¡Cuidado con lo que le echas a la ensalada!

Es natural pensar que no estás cometiendo ningún error si estás a dieta y te comes una ensalada. Sin embargo, debes desterrar la idea de que ensalada es sinónimo de pocas calorías, porque puede que metas la pata. Evidentemente, las ensaladas son una comida muy sana si se preparan adecuadamente, pero mucha gente cae en el error de pensar que es un plato que admite cualquier ingrediente…

Ya sabemos que las preparadas con queso, con nueces, con pan tostado o con un poquito de bacon están muy buenas, pero sumarán muchas calorías al plato. Otra cosa con la que debes tener mucho ojo es con el aliño. Nada de volcar la botella de aceite y dejar que caiga a ojo. Si quieres controlar las calorías, mejor échale solo dos cucharadas soperas. ¡Y, por supuesto, nada de salsa César o similares!

Atrás