Compartir

Dejar de fumar puede parecer complicado. Sin embargo, hay sencillos trucos y cambios de hábitos que ayudan. Lo primero y más importante que hay que hacer es fijar una fecha en el calendario y cumplirla sí o sí.

Dejar de fumar poco a poco solo les funciona a unos pocos, pero si quieres tener éxito en tu decisión lo mejor es que cortes por lo sano y de raíz. A partir de ahí, tendrás que coger lápiz y papel y comenzar a replantearte tus hábitos para que el tabaco se quede absolutamente fuera de ellos.

1Deshazte de los ceniceros

Olvídate de tener en casa mecheros (a menos que tu cocina sea de gas butano), ceniceros, pitilleras o pipas de la paz. Para dejar de fumar lo primero que hay que hacer es vaciar la casa de objetos que te recuerdan lo importante que es para ti el momento del cigarrillo. Si quieres puedes sustituirlos por otros que son bienvenidos en el momento que decides dejar de fumar para siempre: pelotitas antiestrés, el libro de Allen Carr: ‘Es fácil dejar de fumar’, o una hucha en la que comenzarás a meter, euro a euro, todo lo que te vas a ahorrar por dejar de comprar cajetillas…

Atrás