Compartir

Hace varios meses se hizo viral la noticia del operador del servicio de emergencias 911 que recibió la llamada más extraña de su vida, en la que pedían una pizza a domicilio. Otro teleoperador, por pensar que era víctima de una burla, habría descartado la llamada al segundo. Sin embargo, y afortunadamente, este operador hizo todo lo contrario. Prestó especial atención a esa llamada y consiguió descifrar el mensaje, convirtiéndose en la responsable de poner freno a una situación de violencia doméstica.

Ahora, esta nocticia que saltó a los medios meses atrás, ha sido recreada en un vídeo para luchar contra la violencia machista en los Estados Unidos.

El espacio fue contratado durante la final de la Super Bowl y la NFL se ha comprometido a donar cinco millones de dólares anuales durante cinco años para luchar contra los abusos.

La conversación que mantuvo la víctima con el operador que le atendió fue al siguiente, según informa el diario  “The Independent”:

– 911, ¿dónde es la emergencia?

– 123 Main Street.

– Ok, ¿qué ha ocurrido?

– Me gustaría pedir una pizza.

– Señora, ha llamado al 911.

– Sí, lo sé. ¿Me podría traer una grande, mitad pepperoni, mitad champiñones y pimientos?

– Ummm…, lo siento. ¿Usted sabe que ha llamado al 911?

– Sí. ¿Sabe cuánto va a demorar?

– Ok, señora. ¿Está todo bien allí? ¿Tiene una emergencia?

– Sí.

– ¿…y no puede hablar porque hay alguien en la habitación con usted?

– Exactamente. ¿Cuánto tiempo demorará?

– Tengo un oficial a una milla de su ubicación. ¿Hay armas en su casa?

– No.

– ¿Puede permanecer en el teléfono?

– No. Nos vemos luego. Gracias.