Compartir

El protagonista se llama Daniel, tiene 4 años y explica en este vídeo lo fácil que es donar médula, que no duele y sus trucos en este vídeo.

“Hay que soplar muy fuerte para que no te duelan los pinchazos, así me pongo 'más mejor' para ir al cole”, dice Daniel.

“Un premio y una tirita, me ponen la tirita para que no se vaya la sangre, y ya, tarapún!, me ponen la tirita, y yo le digo si me dan un caramelo, luego me dan un caramelo, luego me lo llevo a casa y ya me lo como allí”.