domingo, 27 septiembre 2020 19:34

Amigos y familiares arropan a la Duquesa de Alba en sus horas más críticas

Aunque no puedan expresar más de dos palabras ante los medios de comunicación, los rostros de cada uno de los familiares, desencajados y llorosos, son el reflejo de la crítica situación que se vive en estos momentos dentro del Palacio de Dueñas. Allí se encuentra desde hace poco más de 24 horas Cayetana de Alba, tras ser trasladada en ambulancia desde el Hospital Quirón Sagrado Corazón de Sevilla.

Durante toda la jornada de ayer, la puerta de entrada a la residencia de la Casa de Alba no ha cesado su actividad. Decenas de amigos se han acercado para apoyar a los hijos y el esposo de doña Cayetana en estos duros momentos. Alfonso Díez, su marido, no se ha separado ni un minuto de la duquesa.

Todas las informaciones que sobrepasan los muros de Dueñas indican que la duquesa de Alba afronta sus horas más críticas. Carmen Tello, una de sus mejores amigas, confirmaba a los medios de comunicación que “está muy mal”. La mujer de Curro Romero acudió junto a su esposo para trasladar su cariño a la familia. “Hoy no la he visto, pero estamos muy preocupados. Sevilla la quiere mucho, porque ella se ha hecho querer“, señalaba Carmen Tello a su salida de Dueñas.

Los facultativos del Hospital Quirón Sagrado Corazón de Sevilla, donde permaneció ingresada hasta que la familia solicitó el alta voluntaria, continúan atendiendo a Cayetana. Según los medios que se agolpan a las puertas, en Dueñas han entrado varios vehículos con material sanitario y varias botellas de oxígeno.