viernes, 7 agosto 2020 11:39

Idiomas, la llave de los negocios en el mundo

Manejar idiomas (cuantos más mejor) es fundamental hoy en día para poder comunicarnos a nivel individual y a nivel empresarial. Los idiomas permiten abrir fronteras a las empresas y expandirse a otros continentes, consiguiendo aumentar así sus carteras de clientes. 

Pero aprender idiomas no es tan sencillo como parece, que nos lo digan a los españoles. Cuando crees que manejas uno, te topas con la realidad de bruces. Un simple gesto como que un 'guiri' te pregunte por la calle dónde está la Puerta de Alcalá, provoca nuestra frustración si no logramos ayudarle. Para bien o mal, acabamos echando mano del lenguaje universal de los gestos, con el que todos los caminos conducen a Roma.

Pero, ¿qué ocurre cuando la situación se produce en una pequeña o mediana empresa que quiere vender sus productos a un cliente francés, chino o ruso? ¿Qué pasa si además de no manejar bien un idioma tampoco la web de nuestro negocio está legible al resto de fronteras?

No entender a un cliente foráneo nos hace perder tiempo y dinero. Si el negocio dispone de traductor, fantástico. Pero, ¿y si no? La opción de traducir textos con cualquier traductor convencional de la red existe, pero a veces los resultados son nefastos.

Estamos hartos de oírlo. Salvo excepciones, los españoles tenemos mala fama en general con los idiomas, especialmente con el inglés. La mayoría no domina bien el idioma hablado, y mucho menos el escrito. 

Algunos de los errores más comunes que se producen a la hora de traducir documentos o textos se basan en la duplicación o supresión de algunas letras. No nos libramos los españoles de errores típicos como cambiar vocales, por ejemplo, appearence, y no appearance, que sería la palabra correcta en inglés para decir 'apariencia'. 

Hay empresas que prefieren contratar servicios de traducción externos y profesionales para mejorar la imagen y credibilidad del negocio. De esta manera, pueden presentar sus productos en cualquier parte del mundo, desde Inglaterra, hasta América, pasando por Rusia o Portugal. 

Traducland es uno de los portales especializados en este tipo de traducciones dirigidas a empresas. Su objetivo es llegar a sus clientes a través de la traducción de informes, presentaciones y todo tipo de documentos oficiales. La única finalidad de su negocio es facilitar el trabajo a las empresas para que vendan sin barreras idiomáticas y no existan limitaciones a la hora de colocar su oferta en los diferentes puntos del planeta.

Los idiomas más importantes a nivel empresarial son el español, peninsular y latino, el inglés, el francés, el alemán, el italiano, el portugués, el chino y el ruso. 

En ellos se tienen que centrar las nuevas empresas en los tiempos de crisis para globalizarse y dar la vuelta a sus negocios

De momento, desde Traducland han conseguido llegar a los cinco millones de palabras traducidas y su siguiente objetivo es duplicar esta cifra… ¡lo antes posible!

Artículos similares