Quantcast

El ébola amenaza parte de los suministros de chocolate

El ébola no sólo está eliminando a gran parte de las poblaciones sino que está afectando considerablemente las economías de los países.

Justo antes del comienzo de la temporada de cosecha, Costa de Marfil, el mayor productor mundial de cacao, ha cerrado sus fronteras con Liberia y Guinea, los Estados más afectados por el virus junto con Sierra Leona. Esta medida ha reducido significativamente el volúmen de la fuerza de trabajo necesaria para recoger los granos que terminan convirtiéndose en tabletas de chocolate y otros dulces que disfruta el mundo entero.

Los expertos alarman que el brote del virus podría elevar los precios del chocolate en breve. De acuerdo con el presidente analista y vicepresidente de la compañía de corredores de bolsa y analistas Price Futures Group, los precios saltaron de su rango de operación normal de 2.000 dólares por tonelada hasta 2.700 e incluso hasta un máximo de 3.400 este septiembre debido a las preocupaciones sobre la propagación del ébola a Costa de Marfil.

Como consecuencia de la amenaza, la Fundación Mundial del Cacao –WCF– ha lanzado la campaña Cocoa Industry Response to Ebola Initiative -Iniciativa de respuesta de la industria del cacao al ébola-, que está recogiendo donaciones de conocidas marcas como Nestlé, Mars y otras 130 compañías miembros de la fundación.

Según los datos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas, Costa de Marfil produce alrededor de 1,6 millones de toneladas de granos de cacao por año, una cifra que supone aproximadamente el 33% del total mundial. Ghana, país fronterizo con Costa de Marfil, es el tercer mayor productor mundial de granos de cacao, con 879.348 toneladas por año, es decir, un 15% del total mundial.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud -OMS- indican que, actualmente, el ébola ha sido diagnosticado a más de 8.000 personas y que casi 4.000 han muerto a causa de la enfermedad en África occidental.

Comentarios de Facebook