Compartir

Un grupo de investigadores afirman que el término 'orgasmo vaginal o de clítoris' no existe y que términos como 'punto G' son incorrectos y lo único que hacen es crear confusión. El artículo, publicado en Clinical Anatomy Review, revisa la terminología sobre la sexualidad femenina y señala que “el pene masculino no puede entrar en contacto con el clítoris durante el coito vaginal” y la clave del orgasmo está en el clítoris, los labios menores y el cuerpo esponjoso de la uretra.

Los expertos afirman que el término adecuado sería “orgasmo femenino” igual que para los hombres es “orgasmo masculino“. La mayoría de mujeres no llega al orgasmo durante el coito por lo que se han popularizado las supuestas disfunciones sexuales femeninas.

Para los investigadores, el supuesto “complejo clítoris-uretro-vaginal no se sostiene ni desde el punto de vista embriológico, ni anatómico, ni fisiológico: la vagina no tiene relación anatómica alguna con el clítoris, que es un órgano perineal, mientras que el supuesto 'punto G' está en la uretra“.

El orgasmo en las mujeres “siempre está causado por los órganos eréctiles que rodean la vagina“, por ello, los expertos aseguran que el orgasmo está siempre en el “pene femenino, es decir, el clítoris, los labios menores y el cuerpo esponjoso de la uretra.

El estudio concluye con que una vez que el hombre eyacula no se acaba el sexo para la mujer. “Los tocamientos y los besos pueden continuar por tiempo indefinido y pueden ser usados para producir el orgasmo en la mujer“.