Quantcast

Las polémicas novatadas universitarias, prohibidas por el Senado

Huevos, alcohol, harina, alcohol, bragas y calzones por fuera, alcohol, alcohol y más alcohol. El ingrediente básico de muchas juergas juveniles que, combinado con comida (normalmente plátanos), basura, ridiculeces y bromas, dan como resultado las novatadas. Polémicas y controvertidas como ellas solas, no hay ni un solo año que no salten a los primeros titulares, y no precisamente para hablar bien de ellas.

Y es que levantan pasiones entre los jóvenes y veteranos estudiantes universitarios durante los dos primeros meses de dar comienzo el curso. Depende del centro, algunas se realizan en septiembre y, otras, en octubre.

Está claro que, como en todo en esta vida, tienen sus detractores y sus fieles amantes. “Son una forma de conocer a tus nuevos compañeros”, defiende un excolegial de una residencia madrileña. Aunque esa “forma” es muy cuestionada.

Las novatadas han quedado relegadas al ámbito de las residencias universitarias y los colegios mayores, sobre todo en las grandes ciudades, mientras que en otras más pequeñas las organizan los estudiantes de una misma carrera o centro. Algunas pueden llegar a ser divertidas pero otras son auténticas vejaciones o ridiculeces.

En universidades como en la de Castilla La-Mancha se pasa una lista de firmas a los alumnos que quieran participar y no se les obliga a ello. “Como máximo se quejan de que les hemos tirado un huevo”, cuenta un veterano de este centro.

Beber ingentes cantidades de alcohol, pasear con los pantalones bajados, duchas de agua fría, dormir encima de una mesa, tartazos de nata en la cara, chupar cuerpos ajenos, insultos… Y una larga lista de algunas de las novatadas que han sido más comunes en los colegios.

Pasa en todos los colegios, ya sean mixtos, masculinos o femeninos. En estos últimos lo normal es ir con la ropa interior por fuera y les da igual que la lleves fea o bonita, que seas tímida o no. Si te niegas, sabes a lo que te expones. Aclarar que no es lo mismo salir por la calle disfrazados para hacer el tonto o llamar a tus veteranos de usted que comerte un plátano situado en las partes íntimas masculinas de otro pobre novato como tú para simular una felación.

Te pueden gustar más o menos. Pero la realidad es que a muchos chicos y chicas se les va la cabeza en esta época y pasan cosas desagradables. Casos de intoxicaciones etílicas o quemaduras y lesiones físicas. Hace tres años un grupo de chicos fueron rociados con detergente en la cara. A otros, les hacían saltar desde una ventana para caer en una colchoneta. ¿Dónde está la broma? Las novatadas se les fueron de las manos.

PROHIBICIÓN EN EL SENADO

Los directores de los colegios mayores se plantaron y las prohibieron. Cualquier indicio de novatada por parte de los veteranos es considerado una falta grave e incluso puede suponer la expulsión de la residencia. Estas tropelías han llegado hasta el Senado en forma de iniciativa, apoyada por 160 colegios y residencias, para prohibir y extinguir las dichosas novatadas.

A partir de ahora están prohibidas pero, ¿sirve de algo en algunas residencias? Evidentemente no pueden controlar todo lo que pasa fuera de sus puertas, por ejemplo en la zona de Metropolitano, una de las más famosas para gastar las 'bromitas'

Los novatos pueden negarse a estas prácticas, pero están condicionados a las posibles repercusiones o consecuencias. Pero siempre dependerá de la persona, de cómo sea, de cómo se lo tome. Y todo se debe respetar.

Pero como parece que no todo el mundo está civilizado para pasarlo bien durante unas horas, días o el tiempo que sea, han tenido que prohibir tajantemente cualquier práctica que lleve la connotación de novatada. La plataforma 'No más novatadas' y 160 colegios mayores de toda España han logrado hacerse oír para intentar concienciar de estas prácticas humillantes.

Esta moción no propone medidas para combatir las novatadas pero sí pide que se apoye y se atienda a las víctimas que lo soliciten, recalcando que se tenga tolerancia cero contra ellas.

Comentarios de Facebook