Compartir

No siempre expulsar los gases acumulados es una tarea fácil para el organismo, en muchas ocasiones aparecen síntomas como la inflamación, sensación de pesadez e hinchazón abdominal. Para evitar estas molestias hay que seguir algunos sencillos pasos y consejos que pueden hacer mucho más llevadero el exceso de gases en el cuerpo, y de esta manera conseguir expulsarlos sin sufrir en el intento.

Uno de los primeros consejos es masticar con insistencia la comida. Es un método muy efectivo para evitar flatulencias, cuanto más sencilla sea la digestión para el organismo menos trabajo tendrá que hacer este cuando se segreguen ácidos y gases durante el proceso de digestión. Hay que mentalizarse en que el primer paso de la digestión empieza en la boca.

Evitar las bebidas con gas. Estas bebidas además de contener una gran cantidad de burbujas que a su vez añaden aire al estómago, contienen unos altos niveles de azúcar. Cuando se reduce el consumo de azúcar, los niveles de insulina se mantienen en niveles muy bajos, lo que provocará que esta hormona pueda combatir con más facilidad el vientre hinchado.

Es recomendable moverse un poco después de comer, este acto ayuda al proceso de digestión, sobre todo si se trata de agacharse, estirar la espalda o doblar la cintura. Evitar comer fibra, legumbres, fritos, coliflor, carnes grasas en cantidad y no tragar aire mientras comemos puede resultar muy beneficioso para evitar los gases.

El uso de sal marina baja en sodio, ayuda a evitar la ingesta de grandes cantidades de sal. Un factor importante que puede hacer nuestras comidas mucho más saludables y ligeras. El consumo de infusiones de manzanilla, especialmente después de comer también mejora el tránsito intestinal.