Compartir

El mundo está viviendo la epidemia de ébola más mortífera desde que empezaron los registros, tanto en expansión geográfica como en número de infectados. Hay que tener en cuenta que es un virus letal que carece de vacuna y tratamiento por el momento, por suerte su expansión es muy limitada.

¿CÓMO SE TRANSMITE? El virus puede pasar de persona a persona a través del contacto directo con cualquier fluido corporal (sangre, orina, sudor, semen, leche materna…). Nunca se transmitirá por el aire ni por mosquitos. También se puede contraer mediante el contacto con animales vivos o muertos y los brotes son muy localizados, normalmente familiares y personas del mismo grupo o tribu y personal sanitario.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS? La infección por Ébola se manifiesta muy rápidamente. Tras un periodo de incubación de unos pocos días, enseguida comienzas a sentirte mal, te sientes muy cansado, pierdes el apetito, tienes fuertes dolores de cabeza y fiebre alta, te duele la tripa y sientes nauseas. Pronto sigue con una diarrea acuosa y vómitos al mismo tiempo. En los peores casos, a la semana comienzas a tener erupciones por toda la piel. Pocos días después la cosa se complica y comienza la necrosis del hígado, riñón y bazo, siguen hemorragias digestivas y pulmonares, vómitos de sangre y pérdida de fluidos por todos tus orificios. También puedes comenzar a tener coagulación sanguínea diseminada. En breve, fallo renal, dificultad para respirar, encefalograma plano y muerte.

El Ébola es uno de los virus más mortíferos, con tasas que van desde el 50 hasta incluso el 90 % de mortalidad. Este tipo de virus están clasificados como potencialmente letales porque no hay vacuna, sólo un suero experimental no probado en humanos.

¿QUÉ PROBABILIDADES HAY DE QUE SE EXTIENDA? Prácticamente ninguna. El virus Ébola no está adaptado al ser humano, es un virus de animales. Y en humanos la mortalidad ya hemos visto que es muy alta. En ese sentido podemos decir que es un patógeno “poco adaptado”. Puede infectar al hombre, se transmite por contacto muy estrecho y enseguida acaba con su víctima, por lo que la cadena de transmisión del virus acaba pronto y los brotes son puntuales y esporádicos.

¿CUÁNTOS CASOS HA HABIDO EN LA HISTORIA? Los primeros casos de ébola fueron en 1976 ha habido unos 2.000 muertos. La malaria mata a 3.200 personas cada día. Más de 4.000 personas mueren cada día de diarreas infecciosas. Las serpientes y otros animales venenosos causan 55.000 muertos cada año, 27 veces más que todos los muertos por Ébola en 38 años.

¿POR QUÉ ANTES NO HABÍA ÉBOLA Y AHORA SÍ?El almacén donde se 'esconde' el virus en el entorno natural no se ha comprobado definitivamente, si es cierto que existen pruebas de que algunos murciélagos frugívoros son portadores. Sin embargo el ébola tiene un ciclo natural en estos pequeños mamíferos. Se han detectado casos de infección asociados a la manipulación de gorilas, murciélagos, chimpancés, antílopes, monos y puercoespines en África, en muchos casos muertos.

¿CÓMO SE PUEDE CURAR? Actualmente no existe cura para el ébola. No hay ninguna vacuna ni tratamiento específico, sí que es cierto que se está trabajando en la creación de vacunas y antivirales específicos contra el Ébola.
¿QUÉ OCURRIRA EN LOS PRÓXIMOS MESES? Seguramente habrá un goteo de más casos en los países africanos afectados, e incluso alguno esporádico en otro continente. De todas maneras la virulencia disminuye con el paso del tiempo y las medidas tanto de control como de contención surgirán efecto. En cuanto se mejoren las condiciones económicas, educativas, sanitarias y sociales de estos países, se podrá suprimir episodios tan terribles como los que están sucediendo.

Estas cuestiones han sido explicadas al detalle por el catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra, Ignacio López-Goñi.