Compartir

El joven bebé con Síndrome de Down, Gammy, ha llegado a todos los titulares por su conmovedora historia. El pequeño iba a vivir con una pareja australiana que iban a quedarse con él tras pagar cerca de 10.000€ por un vientre de alquiler. Esta mujer tuvo mellizos aunque uno, Gammy, nació con esta enfermedad.

En un principio se dijo que la familia australiana se quedó con la hermana sana después de que la madre bilógica anunciara a los medios que no podía hacerse cargo de los gastos del bebé. Miles de internautas se volcaron y lograron recaudar fondos para Gammy, llegando a un total de 200.000 dólares.

Pero el padre australiano ha declarado a la cadena estadounidense ABC que los doctores que atendieron a la mujer solamente les informaron de la niña y en ningún momento mencionaron al pequeño enfermo. Sin embargo, la madre de los mellizos asegura que incluso la pareja le pidió que abortara al enterarse de que el bebé estaba enfermo.