lunes, 28 septiembre 2020 7:23

Una madre somete a tratamientos de belleza a sus hijas

Sophie-May Dixon es una madre soltera de 22 años que trata a sus dos hijas como si fuesen muñecas. 

Las pequeñas, Princess Bliss y Precious Bell, de dos y cuatro años llevan haciéndose la manicura y la pedicura desde que apenas tenían uno meses de vida. Pero esto no es lo que más está escandalizando a la gente, ya que su madre las omente a todo tipo de tratamientos de belleza. 

Es habitual que las niñas acudan en compañía de su madre a centros de belleza para hacerse tratamientos bronceadores y también les pone extensiones en el pelo

Shopie también está recibiendo bastantes críticas por las cantidades desorbitadas que se gasta en la ropa de sus hijas. Princess Bliss y Precious Bell suelen llevar ropa diseñadas por marcas muy conocidas, más propias de una alfombra roja que de dos niñas de su edad. Su madre se ha llegado a gastar más de 4.000 dólares en vestidos y además no las deja llevar vaqueros o pantalones de cualquier otro tipo. 

A pesar de las críticas, Shopie asegura que seguirá haciendo cualquier cosa porque sus niñas “se vean bien”, según explica el Daily Mail. “Cada uno cría a sus hijos como cree”, asegura.