Compartir

Tras la investigación de la Policía Local de Calvià, el Ayuntamiento de Calvià ha sancionado al dueño del local donde se practicó el 'mamading' y a la empresa Carnage Magalluf (Mallorca) con un año de cierre del local y 55.000 euros de multa.

El expediente sancionador considera que la felación colectiva que se llevó a cabo dentro del local que fue
grabada en vídeo y difundida masivamente a través de las redes sociales, es una infracción muy grave de la Ley Integral de Atención de los derechos de la Infancia de las Islas Baleares
, según informa Cadena SER.

La norma que fue violada dispone que “queda prohibida la venta alquiler, exhibición y ofrecimiento a personas menores de edad de publicaciones, vídeos, videojuegos u otro material audiovisual de contenido pornográfico, de apología de cualquier forma de la delincuencia de exaltación de la violencia o incitación a la misma, contrario a los derechos reconocidos por el ordenamiento jurídico o que resulte perjudicial para el desarrollo de su personalidad, así como su emisión o proyección en locales o espectáculos a los que esté permitida la asistencia de la persona menor de edad, y su difusión por cualquier medio entre personas menores de edad.”

A la empresa Carnage Magalluf se la considera del mismo modo responsable por cometerse la ilegalidad durante una excursión 'Pub Crawling' que la empresa organizó. Ahora, las empresas tienen quince días de plazo para presentar alegaciones.